Pagoda Shwedagon en Myanmar

El primer monumento que nos recibe a nuestra llegada a Birmania en Yangon, es La Pagoda Shwedagon. Es una de las visitas más relevantes y significativas de Myanmar, el complejo religioso está presidido por la gran pagoda dorada Shwedagon, sagrada para los budistas y rodeada por templos.

shwedagon-pagodaTodos los viajeros son bienvenidos en Shwedagon, siempre que respeten la importancia que este monumento representa para los budistas, descalzándose antes de pisar la entrada, guardando silencio durante su visita ya que además de un monumento, se trata de un centro de oración y por lo tanto, hay que respetar a los creyentes.

Al igual que otros monumentos que podemos descubrir en un viaje por Birmania, la pagoda Shwedagon tiene una emocionante historia, empezando con la leyenda de las reliquias que alberga en su interior, que comienza con dos hermanos que encontraron a Buda en su viaje, y este les entregó ocho de sus cabellos para que fueran venerados en Birmania. Según los arqueólogos la gran pagoda fue construida entre el siglo VI y el siglo X por la etnia Mon, aunque según algunos escritos budista encontrados datan la construcción de Shwedagon antes de la muerte de Buda en el 480 a.c.

Independientemente de la polémica data entorno a su construcción, la gran pagoda Shwedagon es un monumento que todos los viajeros deben visitar en su viaje a Myanmar.